Cursos del CIDI :



PRE-PÁRVULOS

Somos niños felices


En los niños de dos años se promueve la autonomía. Este proceso parte de permitirles realizar ciertas actividades por sí solos, es así como adquieren mayor independencia, al momento, por ejemplo, de vestirse y desvestirse, esto, teniendo en cuenta un orden establecido y la supervisión de su profesora. Logran también mayor autonomía al momento de tomar los alimentos ya que empiezan a hacer uso de la cuchara. Se les permite a los niños expresar sus necesidades utilizando su lenguaje, sin adivinar ni suponer  sus deseos, así su vocabulario empieza a ampliarse y cuenta con sus palabras y experiencias vividas.

Realizan actividades de encajado, desencajado, envasado, enhebrado y rompecabezas de cuatro a seis piezas.

Fortalecen su memoria a partir de juegos de parejas y fuga de detalles sencillos.

Identifican colores primarios y secundarios y algunas figuras como: circulo, flecha, corazón, estrella, triángulo y cuadrado. 

Empieza a adquirir la capacidad de tomar pequeñas decisiones acerca de sus gustos y preferencias a partir del juego.

Por otro lado el control de esfínteres -que es un acto de reflejo automático- pasa a ser una conducta controlada y voluntaria.




Somos niños valientes y seguros

A la edad de tres años el niño realiza acciones que demuestran mayor independencia como quitarse y ponerse la ropa, comer, organizar su maleta y guardar los juguetes. Su vocabulario aumenta debido a la mejoría de la comprensión de su significado.

La motricidad gruesa en esta etapa evoluciona (subir y bajar escaleras sin apoyo, lanzar una pelota, patear un balón, brincar…) así como su orientación espacial. Se inician ejercicios de motricidad fina que le permitirán posteriormente iniciar el proceso de escritura.

En esta etapa su pensamiento no es lógico sino simbólico sirviéndose de recursos como la fantasía y la creatividad.

Los comportamientos agresivos en esta etapa son normales; por esta razón se constituyen normas claras y concretas para que el niño entienda las conductas que no son toleradas.

La interacción con la familia y las personas de su entorno influyen definitivamente en el desarrollo de su personalidad y su manera individual de pensar y actuar





Somos excelentes seguidores de instrucciones


A los cuatro años se percibe aumento en  su independencia,  son inestables emocionalmente en algunas ocasiones y necesitan de la aprobación y el elogio de los adultos para sentirse seguros y amados; por tal motivo durante el año se trabajan frente al espejo frases positivas que les permiten adquirir una autoestima positiva, adicionalmente a diario un niño/a lleva a casa una mascota como reconocimiento por su esfuerzo y participación.

Durante el mes de septiembre  se realiza la SEMANA DEL AFECTO durante la cual se reconocen las cualidades y  características de cada niño/a finalizando con una RONDA DE PELUCHES en donde cada uno/a expresa lo que más le gusta de sí mismo y de sus  compañeros/as. La docente siempre está apoyando el proceso  y expresa a cada niño las cualidades más sobresalientes y a su vez las que desea reforzar en cada uno de ellos... Ejemplo: Eres un niño inteligente, eres amoroso, solidario etc.

Se utilizan diferentes metodologías para lograr el proceso de pre-lectura y pre-escritura mediante  canciones, experiencias vivenciales, dramatizaciones, actividades sensoriales y psicomotoras. En este nivel el niño está en condiciones de discriminar visual y auditivamente las vocales, logrando realizar el trazo  y siguiendo la direccionalidad adecuada. Al final del año el niño logra tomar dictado de vocales teniendo en cuenta el orden de las mismas.

En esta edad utilizan el lenguaje para clasificar, comparar y describir objetos, así mismo preguntan todo lo que llama su atención y curiosidad.

En el ámbito pre-matemático el niño logra realizar conteo mecánico hasta el número treinta, reconoce visualmente los números hasta el diez y realiza el trazo utilizando la direccionalidad adecuada. Puede hacer seriación de más de tres fichas.

La fantasía juega un papel muy importante utilizando símbolos para representar objetos, lugares y personajes. Se divierte con las actividades que le permiten reconocer y relacionar colores, formas, tamaños. Maneja semejanzas y diferencias. El abrazo de OSO les proporciona amor, calidez y seguridad. Se controla la postura en el salón de clases y en el comedor; también hay control para el cumplimiento del horario, el orden de los útiles y materiales, y la mirada de atención cuando se dan instrucciones.



English pre garden



Somos constantes con nuestro trabajo


En este nivel los niños/as muestran mayor control y coordinación de sus movimientos corporales y madurez en su tono muscular. Realizan movimientos voluntarios más precisos al colorear y trazar líneas adquiriendo así la habilidad de la  escritura.

Adquieren mayor independencia y seguridad; se autocritican y critican a los demás, se tornan competitivos, se perfila su liderazgo, les gusta que  los elogien cuando actúan bien y prestan atención por períodos más largos. Se adquiere un gran desarrollo del lenguaje, siguen el hilo de una narración, de una historia, aprenden y comprenden las rimas y adivinanzas.

Edad ideal para fomentar el deporte y el amor por la lectura. Se realizan actividades que fortalezcan su responsabilidad. Construye pequeñas oraciones con sentido completo elaborando párrafos y se inician en la adquisición de una adecuada segmentación. La lectura se vuelve progresiva y se va consolidando con el paso del tiempo.

En los procesos matemáticos se avanza en la realización de conteos numéricos secuenciales y en la resolución de operaciones de suma y resta, al tiempo que identifica la noción del uno al cincuenta.

La dimensión emocional se ve enriquecida por ejercicios diarios que incluyen un trabajo frente al espejo en donde se dicen a sí mismos frases positivas que los empoderan y les permiten formar  una positiva autoestima reforzando así su seguridad.




Somos inteligentes y logramos lo que nos proponemos


Este nivel contempla procesos de lecto-escritura, matemáticas, inteligencia emocional junto con el adecuado desarrollo del pensamiento. Para llevar a cabo cada uno de estos procesos de aprendizaje se hace uso de diferentes metodologías.

El proceso de lecto-escritura se apoya en metodologías a partir de imágenes,  sonidos, dramatizaciones, canciones, juegos de palabras, crucigramas, sopas de letras; producción oral y escrita. Se desarrolla al tiempo el manejo de mayúsculas y minúsculas, signos de puntuación, coherencia en la descripción oral y escrita y se realizan constantemente  ejercicios de comprensión de lectura, teniendo en cuenta las competencias interpretativa, argumentativa y propositiva.

Identifican números de uno a mil reconociendo unidades, decenas y centenas y orden ascendente y descendente. Realizan operaciones de suma con estrategias de reagrupación, aumentando y llevando; y restas desagrupando, disminuyendo y prestando.

Los niños/as aprenden a solucionar problemas de forma oral y escrita al tiempo que desarrollan la habilidad de leer y seguir una a una las instrucciones dadas en un texto.

Desarrollan habilidades de dibujo con mayor detalle y simetría, expresan su creatividad de forma libre y siguiendo indicaciones.

Durante el año se trabaja su dimensión emocional mediante frases positivas y ejercicios con el espejo, de esta forma  se fortalece su autoestima, seguridad, autonomía y responsabilidad.

Se fortalece  el desarrollo del  pensamiento crítico mediante conversatorios  apropiados para su edad. Se hacen conscientes de la finalización de su ciclo de preescolar y con carácter presentan los exámenes de ingreso en los diferentes colegios para cursar su primaria.



Ingles