PRE-PÁRVULOS

Somos niños felices


En los niños de dos años se promueve la autonomía. Este proceso parte de permitirles realizar ciertas actividades por sí solos, es así como adquieren mayor independencia, al momento, por ejemplo, de vestirse y desvestirse, esto, teniendo en cuenta un orden establecido y la supervisión de su profesora. Logran también mayor autonomía al momento de tomar los alimentos ya que empiezan a hacer uso de la cuchara. Se les permite a los niños expresar sus necesidades utilizando su lenguaje, sin adivinar ni suponer  sus deseos, así su vocabulario empieza a ampliarse y cuenta con sus palabras y experiencias vividas.

Realizan actividades de encajado, desencajado, envasado, enhebrado y rompecabezas de cuatro a seis piezas.

Fortalecen su memoria a partir de juegos de parejas y fuga de detalles sencillos.

Identifican colores primarios y secundarios y algunas figuras como: circulo, flecha, corazón, estrella, triángulo y cuadrado. 

Empieza a adquirir la capacidad de tomar pequeñas decisiones acerca de sus gustos y preferencias a partir del juego.

Por otro lado el control de esfínteres -que es un acto de reflejo automático- pasa a ser una conducta controlada y voluntaria.